Eva Lootz

Centzontlahtoleh, las lenguas que nos hablan

place
Galería La Caja Negra
Calle de Fernando VI, 17, 2 Izq - 28004 Madrid
date_rangeDel al

El título pide una aclaración: centzontlahtoleh es el nombre de un pájaro muy presente en México y el Caribe que imita las voces de otros pájaros, pero también el ruido del tren o las señales del teléfono, el sinsonte. Es una palabra que procede del náhuatl y quiere decir 400 voces.

El tema de la colonización de Latinoamérica ha ocupado a la artista desde 2020, año en el que se hizo la exposición en el Museo Patio Herreriano “El reverso de los monumentos y la agonía de las lenguas” simultáneamente con la intervención hecha en el Museo Nacional de Escultura de Valladolid, antiguo Colegio de san Gregorio.

“Haber tropezado –de manera literal y sin haberlo buscado–, con el espléndido edificio en el que, en su día, se enfrentaron Bartolomé de las Casas y Juan Ginés de Sepúlveda, –en los edificios algo siempre queda de los acontecimientos que allí tuvieron lugar– haberme dado de bruces, con un suceso clave que marca el comienzo de la modernidad, la Disputa de Valladolid, en el preciso momento en el que todo ser pensante de la vieja Europa toma consciencia de asistir a la resaca de la Ilustración y cunde el desánimo por las promesas incumplidas de la modernidad; cuando ante las alargadas sombras del colonialismo aumentan las voces que piden reparación y restitución de bienes robados y los museos se apresuran a re-escribir sus agendas, ha provocado en mí una larga serie de dibujos, de las que una pequeña parte se muestra en esta exposición.

Son dibujos hechos durante la pandemia, dibujos –a la vez diarios– sobre las preguntas que me hacía acerca de la existencia precaria y casi invisible de los pueblos nativos de América Latina y de sus lenguas que languidecen; sobre la insoportable prepotencia del mundo al que “pertenezco”, sobre las circunstancias de vida de unas comunidades periféricas en el seno de unos estados que, a grandes rasgos, acaban de cumplir los 200 años de su independencia.

El resultado es esta exposición que gira alrededor de temas como la otredad, la resistencia, la transculturación, la traducción, el mestizaje, las lenguas en peligro de extinción y los pueblos marginados.”

Eva Lootz

Cuatro son las series expuestas:

“Náhuatl” de 2020, alude a una de las lenguas prehispánicas mayoritarias de México. Actualmente es hablada por más de un millón y medio de personas.

La serie “Aníbal Quijano” de 2020, hace referencia a un destacado antropólogo peruano que fue de los primeros en emprender la re-escritura del relato de la colonización.

“La diagonal del loco” de 2021, que hace alusión a una figura del ajedrez; juega con dibujos que salen de manera espontánea y con la figura del “aspa”, la “cruz de san Andrés”, que es también el esquema del arriostramiento de una estructura constructiva.

Y por último “Toussaint Louverture” de 2020, serie que hace alusión a la revolución de Haití, que condujo al país a su independencia.

Esta es la primera exposición individual de la artista en Madrid desde “La canción de la tierra”, celebrada en Tabacalera en 2016.

Eva Lootz nace en Viena (Austria), donde cursa estudios de Filosofía y Artes Plásticas y se licencia en Dirección de Cine y Televisión. A finales de los años sesenta se traslada a España y a partir de 1973 comienza su actividad expositiva.

Partiendo de planteamientos anti-expresivos y procesuales, tendentes a una ampliación del concepto del arte, evoluciona hacia la creación de espacios intersensoriales y envolventes o, en términos de la autora, hacia un “arte continuo”. Su obra, en la que existe un marcado interés por la interacción de materia y lenguaje, se caracteriza desde el inicio por la utilización de registros heterogéneos.