José Delgado Periñán

Ego sum

place
Galería Adora Calvo
Calle de Epidauro, 53 - 28232 Las Rozas de Madrid, Madrid
date_rangeDel al

Las obras de esta exposición, como gran parte de las hechas por el artista con anterioridad, tratan sobre el ser. Si en otros trabajos, como los de la serie «todos los demás», la cuestión ontológica se trataba desde una mirada sobre las multitudes, esta vez se aborda desde el cuestionamiento del yo.

La afirmación latina «EGO SUM» (yo soy) da título a esta exposición que está plagada de alusiones a nuestro tiempo a través de una mirada subjetiva hacia la guerra, la naturaleza o la tecnología y que, sin embargo, remite constantemente a recuerdos y acontecimientos vitales personales, convirtiendo así el proceso de producción en una mirada hacia el interior.

La exposición se compone de ocho conjuntos de obras o instalaciones dispuestas entre la sala de exposiciones y el exterior del edificio que alberga la galería Adora Calvo.

La primera que nos encontramos en el exterior es «Ego sum eos» (Yo soy ellos, 2024). Tres tallas en madera habitada por xilófagos que se encargarán de continuar esculpiendo y dando forma a las esculturas a lo largo de la vida del artista. Como ya ocurriera con las instalaciones de pequeñas figuras de barro en su obra “Deshacer la estructura” instalada en la exposición «Todos los demás» (Función Lenguaje. Madrid, 2013) o en las figuras de arena de «Migraciones cortadas» (Tenerife, 2009 - Madrid, 2016), las esculturas están condenadas a su desaparición aunque suceda ahora a un ritmo mucho más lento y solo de forma parcial.

En el interior encontramos en el centro de la sala los fragmentos de un cuerpo de cemento. Esta obra nunca expuesta, realizada en 2006, ha sido recuperada y re-titulada como «Ego sum alii» (Yo soy los otros) en referencia a la brutalidad de las guerras de las que estamos siendo testigos.

En relación directa con esta obra encontramos el vídeo «Ego sum spatia habito» (Yo soy los espacios que habito, 2023) producido en University of Plymouth (Inglaterra) en julio de 2023 junto a los doctores Diego López Zamora (University of Plymouth), Jonathan Chacón (Elisava Barcelona) y Alejandro Romer (Universidad Complutense). En este vídeo, vemos cómo los fragmentos de un edificio conforman un cuerpo de ruinas.

Junto a la pantalla se encuentran cuatro dibujos de una serie titulada «Ego sum quae facio» (yo soy lo que hago, 2024). En un intento de emular manualmente las mallas que utilizan los software de representación 3D, se han realizado estos dibujos de tinta sobre papel realizados de forma automática como herramienta de búsqueda inconsciente. La apariencia de piel o de microorganismos vistos a través de un microscópico, pone de manifiesto y cuestiona las diferencias entre los procesos y resultados de la creación humana frente al de las máquinas.

Se incluyen en la exposición seis impresiones digitales de la serie titulada «Virtua mea sum» (yo soy mi virtualidad/virtud, 2024). Esta obra, que irá mostrando una línea paralela en formato on-line a través de las redes sociales del artista y de la galería, se ha elaborado a partir del escaneo de distintas partes del cuerpo del artista.

La siguiente obra se compone de un conjunto de tres lienzos en los que se dibujan distintos orografías de lugares no existentes. «Ego sum spatia creo» (yo soy los espacios que creo, 2023) utiliza de nuevo la imitación de los lenguajes de representación de softwares de 3D con los que el artista ha estado estrechamente relacionado durante los últimos años a través del trabajo realizado en su proyecto ARAN Art Network de arte y tecnología.

Junto al tríptico, se encuentra uno de los cuadros de la serie «Ego sum omnibus aliis» (Yo soy todos los demás, 2013). En la que la silueta de la representación virtual del cuerpo del artista se dibuja sobre dos lienzos de color creados por su compañera, la pintora María Bisbal.

Por último encontramos, al fondo de la sala, la instalación «Ego sum corpus meum» (Yo soy mi cuerpo, 2024). Esta obra se compone de una caja negra en la que se recorta la silueta del artista y contiene una capa de agua en su interior. Sobre esa lámina de agua se proyecta un vídeo del cuerpo virtualizado del artista yaciendo inmóvil y sobre el que se aprecian los cambios producidos por las variaciones de luz. La vida que contiene el agua depende de la luz que proyecta el cuerpo/avatar. El agua que sirve de pantalla (extraída del entorno natural de la galería), contiene vida visible e invisible que dependerá del funcionamiento de la proyección que se encontrará envuelta por la música del compositor Lucas Bolaño.